martes, 14 de febrero de 2017

Pandora

Deja de jugar cielo, que esta musa inventó el juego.
Tócame como si fuese un arpa,
mi cuerpo chico, será la trampa.
No tengas miedo y lame mi cuerpo despacio, aprovecha la situación antes de que te rompa en pedazos.
¿Sabes quién es Pandora?
Es la diosa de mi tierra a la que todos adoran.
Ella juega con sus títeres y les masacra con tijeras. Esta noche de un tal Rafa se comió la cabellera. Le arrancó el pelo a jirones, y con sus ojos fabricó unos botones. Los usa de pendientes para horrorizar las mentes de sus nuevos sirvientes.
Con desprecio fue sumisa, esclava de unos sentimientos que crecían deprisa.
Tanto odio acumuló la chica, que una noche de ventisca, salió a la calle y caminó por la carretera sensual. Un vestido negro bestial, marcaba sus curvas como la piel mis venas. Sus pendientes anticristo le colgaban hasta el cuello que un día, él quiso. Sus ojos enfurecidos abrían paso al infierno que escuchaban sus oídos; con rabia la mujer se hizo con una caja y liberó todo el mal sobre sus pies.
Dicen que sólo quedó de ella la esperanza.
Pandora abrazó la caja, vacía como su alma. Esperanza, ella nunca creyó en falsas alarmas. Su dios es una balanza, y su diosa la venganza.
La piel de Pandora es pura escarcha. Sus pulmones negros son como una mañana sin alba, cubiertos por telarañas. Y sus tristes ojos, son un mar de tempestades que recorren el río de su espalda.




domingo, 12 de febrero de 2017

Oscuro Parásito

Oía tu guitarra recorrer mi cabeza, cuyas neuronas disparaban feroz a cada pieza.

Tu pelo enredado entre mis dedos,
la barba sobre la espalda,
desaparecían mis miedos
y todo entraba en calma.

En un instante,
todo se esfuma.
Ojalá el cigarrillo algún día,
te consuma.

Como el sonido de las olas cuando rompe y deja espuma,
como el humo que fumabas y lentamente me asfixiaba.
Como el tierno invierno
que tanto nos gustaba.

Escuché tu voz perdida en mis recuerdos.
La encontré riendo, mientras torturaba mis sueños.


"Siempre será mayor la raíz,
que el gran Abeto."

sábado, 4 de febrero de 2017

Nunca arranques una rosa

Nuestras mentes son esclavas, sumisas de una sociedad que cada vez está más podrida.
¿Por qué algo tan perfecto y natural como el sexo, está tan sobrevalorado? Porque hay personas que se aprovechan de la piel de otras. Besa su pecho, calienta el torso con su lengua, para un día abandonarle, sin importar que esa noche la luz de sus ojos, estará marchita.
Siempre he tenido miedo de querer a alguien. Regalarle algo tan preciado como mi cuerpo, sabiendo que quizás no sepa apreciar la gruesa curva de mi cintura, sino utilizarla. ¿Cómo voy a entregarme? Si cuando muerdes mi oreja pienso que te avergüenzas de la salvaje naturaleza que esconden mis besos.
Claro que tengo miedo de enseñar mis pechos. Sensible desnudez. No sólo hay demonios en mi cabeza, sino en las de todos los seres humanos. Demonios que tienen sed de daño, aniquilar mentes y arañar, hasta que la sangre cubra toda el brillo de tus labios.
Siempre he soñado con la libertad, sólo que ésta es una utopía más. La oscuridad me atrapó hace un tiempo. Ella supo acariciar mis pétalos con cariño. La noche cubre la ciudad con una fina capa de misterio, que calienta las cicatrices de mi inerte cuello. Las estrellas guían mis sueños, mientras la muerte y su negro cabello, cabalgan sonrientes sobre mi mente.
Y tú,
tú me hiciste fuerte, cuando llenaste de vida mi rostro, 
y ahora lo olvidas para siempre.


     "Las rosas son más bonitas en el jardín
nunca arranques una de ellas,
y mucho menos para esa bella chica
      que nunca florecerá por ti.""

domingo, 22 de enero de 2017

El alma de las Rosas

Octubre..
Las hojas comienzan a caer después de un cálido verano.
Este mes he decidido salir antes de casa; los jóvenes son algo ruidosos y molestos. No se a vosotros, pero a mí me encanta caminar sola, escuchando música mientras​ las calles duermen.
Miro a mi alrededor; todo es tan bohemio, fugaz, e incluso si sabes apreciarlo, mágico.
Que diferencia por salir quince minutos antes de casa.
Hay una pequeña anciana, que sonriente, espera en la parada del autobús mientras saluda a la gente. Me gusta imaginar a dónde irá, que comprará..con su carrito.
El camino recto está iluminado, en cambio, si giro a la izquierda hay una calle más oscura. ¿Adivinad cuál elijo? Una rosa negra, que camina por una triste calle llena de vida.
A medida que avanzo, la ciudad despierta. Una señora barre la puerta de su casa, mientras tararea una dulce canción al compás de la escoba. Más adelante, una corriente de agua cubre toda la acera, hasta morir en la alcantarilla. Al llegar hasta ella, miro curiosa de donde proviene.
Mis ojos brillan más que el agua que pisan mis pies. Hay un señor que riega un jardín de macetas; todas ellas contienen rosas de diferentes colores. Las macetas no dejan mucho espacio para que dos perros muevan felices sus colas. Me recuerda al "horror vacui" (esta expresión latina significa horror al vacío. Su propósito era cubrir todos los rincones de un relieve o dibujo, por miedo a que malos espíritus habitaran en ellos).
La nostalgia me invade de repente. Recuerdo a mi abuelo. Él también amaba cuidar de su jardín, que contenía una gran variedad​ de plantas: tres macetas en el centro del arriate, otras más pequeñas colgadas en la pared y dos rosales. Ahora ni siquiera aquellos rosales, permanecen allí.
Estuve disfrutando de aquellas dulces mañanas de octubre, hasta que llegó noviembre.
Las rosas junto a la alegría de sus colores, han marchitado.
Los perros ya no juegan, ni mueven el rabo, pues su anciano Guardián ya no sale a regar.
La tristeza ha invadido todo el ambiente.
Es como volver a la realidad después de un dulce sueño, que ahora se convierte en pesadilla.
Es como si el alma de aquellas rosas, se hubiese esfumado.

sábado, 21 de enero de 2017

Querido Pedro

Querido Pedro:
 Estar a tu lado, tan sólo unos cortos días de verano, serán suficientes.
 Para aguantar un otoño que cubre el suelo de recuerdos.
 Este invierno que me quema, si mis manos nostálgicas no acarician tu espalda.
 Y más, si las flores en  primavera, brillan ausente sin tu mirada.

viernes, 20 de enero de 2017

Psicodélico natural

Me siento más vacía que la cartera de un mendigo, esclavo de la locura, que susurra divertida sus oídos.

La música que complementa mi vida, le inyecta canciones al cerebro, en pequeñas dosis de morfina.

Esta noche la luna puede gritar con motivos, pues el fuerte viento azota, y devora mis suspiros.

Mi corazón late como si fuese un látigo. Cuyas arterias comienzan a entrar en pánico.


jueves, 12 de enero de 2017

Tan Inefable

Miro mi rostro reflejado en un viejo espejo; el arma homicida de mi cabeza, donde habitan los demonios que se alimentan de mi alma.
SALID DE MI CABEZA.
No quiero seguir haciendo esto. He sabido controlarme pero temo llegar a más.
Esto es tan superfluo..
..efímero.
Sólo yo tengo la llave. Aún así no consigo salir de esta cárcel.
Caer,
levantarse,
y volver a tropezar con la misma piedra.
La caída duele; el dolor me hace sentir fuerte.
Extraña adicción la mía, hartarme de comer, y vomitar la comida.